lunes, 9 de enero de 2017

La inspiración musical de Chaplin

Charles Chaplin fue un artista multidisciplinar que desempeñaba diversos roles en sus películas: director, guionista, productor, actor e incluso en ocasiones compositor, faceta de la que escribiré en esta entrada.

Vaya por delante que no pretendo realizar una crítica destructiva al estilo del cortometraje que presentó Albert Serra como “homenaje” en el festival de Gijón de 2008 porque ni debo ni quiero: no debo porque no tengo autoridad moral para ello –Serra es un creador, yo no- y no quiero porque al contrario que Serra yo respeto y valoro la obra de Chaplin. Por tanto, intentaré evitar la palabra “plagio”, aunque parezca un vocablo muy apropiado para designar algún hecho de los que voy a escribir.

Voy al tema. Estaba yo un día escuchando música de Tchaikovsky cuando se me encendió una luz: su concierto número uno para piano tenía una melodía que me remitía claramente a una de las composiciones más populares de Chaplin, “Candilejas”, por la que incluso creo que fue reconocido por la Academia de cine. Juzguen ustedes mismos:





A partir de ahí intenté averiguar más sobre el mérito real de Chaplin como compositor. Chaplin tocaba varios instrumentos, de forma autodidacta, pero sus conocimientos teóricos eran bastante escasos, por lo que necesitaba de ayuda de profesionales para plasmar en partituras sus melodías. Y estas melodías, como en el caso anteriormente mencionado de “Candilejas”, frecuentemente no eran demasiado originales.

Hubo incluso un significado caso de demanda por plagio en su contra, debido al tema central de "Luces de la ciudad". Y justamente la parte demandante era un español, José Padilla. Y es que existe una curiosa coincidencia de la música de Chaplin con “La violetera”. “Curiosa coincidencia” es como eufemísticamente llamo al hecho de que todas las notas sean iguales. Evidentemente, Padilla ganó el juicio. Escuchen:





Pero bueno, son algunos “pecadillos” que no empañan una trayectoria cinematográfica brillante. Y reconozcámosle también alguna buena composición musical, como la famosa canción “Smile” de “Tiempos Modernos”:

No hay comentarios: