sábado, 28 de febrero de 2009

Y seguimos hundiéndonos

Comentaba hace un mes escaso en este blog que el hundimiento del VCF no estaba más que
empezando, y lamento haber tenido razón con mi habitual pesimismo. Y debo manifstar ahora que con la eliminación de la Copa de la UEFA y la salida por primera vez en Liga de las cuatro
primeras posiciones aún no hemos tocado fondo. De hecho, mi opinión es que este año terminaremos clasificados peor que la temporada pasada (décimos, recuerdo para aquellos que
siguen hablando de que estuvimos a punto de descender), y sin título alguno.

Al VCF le aqueja el mal del perro flaco. Sería tarea de titanes ponerse uno a enumerar ahora
todos los problemas, pero voy a incidir en algunos aspectos.
Primero, hablaremos de la parte menos importante, la plantilla. Son los mismos que el año
pasado, pero empeorados, debido a la "recuperación" para la causa de alguna lacra y la
expulsión de algunos hombres válidos que no caían simpáticos a los mandamases del vestuario.

Y la planificación deportiva ha sido calamitosa. Para echar a Hildebrand se ha tenido que
firmar a dos porteros, y aparte de ellos el único fichaje es un lateral izquierdo. Se me
ocurren media docena de posiciones que se deberían haber reforzado con más prioridad, pero a
Fernando lo timaron con este tal Carleto. Sus representantes lo estaban ofreciendo por toda
Europa y el primo que picó, somo suele pasar, el más tonto. Un partido hemos en acción a
Carleto, y ha sido la actuación más horrenda tácticamente que he visto en un futbolista en la
última década. Perdónenme por juzgar de forma tan cruel a un chico joven que viene con la
mejor voluntad y al que sólo he visto un partido, pero no puedo entender la falta que hacía
este Carleto en el VCF. Será que vamos sobrados económicamente.

Del resto, más de lo de siempre. Albiol, aunque parecía imposible, sigue empeñado en
demostrarnos que puede empeorar cada partido que juega. Eso sí, los palos se los llevan los
pobres Moretti y Marchena, que son los que menos culpa tienen pero no son amiguitos de los
que cortan el bacalao. Fernandes es otro tumor: ¿cuántos goles nos han costado sus
desquiciantes pases, sus virguerías al borde de nuetra área? Y él es el que debe dar minutos
de descanso al veterano Baraja y el acabado Albelda. Joaquín como siempre, juega cinco
minutos bien...y luego dieciocho partidos fatal. Y a Pablo no se le dan oportunidades. De
Vicente prefiero no hablar para no encabronarme aún más. Y podría seguir un rato más hablando de las bondades de estos angelitos que no cobran, pero no quiero ser demasiado políticamente incorrecto.

Toca ahora el entrenador. Emery es demasiado buena persona para el VCF, de la misma forma que Benítez era demasiado malo. Vino Unai con la mejor de las intenciones, dispuesto a arreglar
el vestuario, a perdonar a todo el mundo y a empezar desde cero, pero se encontró con que la
situación estaba demasiado viciada. Ahora está totalmente desesperado y perdido, no sabe cómo
guiar al VCF y la situación le ha sobrepasado por completo. Él no tiene la culpa, pero mi
sensación es que la próxima temporada no estará en el VCF. Unai, majo: te van a culpar a ti,
te van a traicionar esos a los que más ayudaste.

Y ahora vamos a la cúpula. Ahora dicen los directivos que ellos son responsables de las soluciones a los problemas económicos, no de estos. Pues debo tener mala memoria, porque creo recordar que Vicente Soriano fue vicepresidente y mano derecha de Soler durante mucho tiempo, y fue él quien llevaba muchos de los asuntos inmobiliarios.

Soriano, que sigue embaucando a unos y otros, haciendo promesas que jamás cumple. E hipotecando el futuro del club. Porque ya se han cobrado derechos de televisión de RTVV de próximos años, y se pretende lo mismo con los de Mediapro. Y a pesar de ello, la plantilla no cobra y las obras del nuevo estadio están paralizadas. Ya no hay dinero ni para pagar a la media docena de operarios que estaban estas últimas semanas para que pareciera que seguía la actividad.

¡Joaquín, por Dios, anímanos con un chiste!

2 comentarios:

Tomi dijo...

Pues no pensaba que estaba la cosa tan chunga ... Claro que, si te cuento cómo está el patio por aquí ...

En fin. Ánimo. Los jugadores, eso sí, empezarán de nuevo a ganar cuando empiecen a cobrar. Mientras tanto, a joderse tocan. Siempre pasa igual en todos los Clubs.

Un abrazo.

Miguel dijo...

Chunga es poco, padre :-(

Ahora mismo ganar partidos o no es lo de menos. Está claro que no nos vamos a clasificar para competiciones europeas, y descender tampoco. Lo que toca es preocuparse de lo que hacen los cabestros que son dueños o tienen poder en el club.