sábado, 21 de marzo de 2009

Las uvas de la ira


Un joven que sale de la cárcel se encuentra con que su familia es expulsada de su tierra y emprenden viaje hacia California con la esperanza de encontrar allí trabajo.

Probablemente John Ford era el director idóneo para rodar adaptar la magnífica historia de mi admirado Steinbeck, el gran novelista de la América profunda, que tan bien supo retratar el dolor y el humor. Película valiente y crítica, con una estupenda fotografía de Gregg Toland y muy buenas interpretaciones de un reparto encabezado por Henry Fonda y Jane Darwell.

2 comentarios:

Sapristi dijo...

Ya. El problema es que la adaptación sólo cubre la primera mitad de la novela y deja la historia cerrada en final feliz.
Saludos.

KTANA dijo...

Concuerdo con Sapristi.Pero tambien fue un buen intento por llevar al cine una gran obra,como esta, esta creo muy bien actuada