viernes, 19 de noviembre de 2010

El guardián entre el centeno


Holden Caulfield es un joven inadaptado, sarcástico, solitario, inmaduro, desenvuelto, le gusta beber y fumar aunque no tiene edad para ello, detesta la hipocresía y los convencionalismos, emplea repetidamente las mismas expresiones, no consigue interesarse por nada ni pensar en lo que le puede deparar el futuro, se encuentra muy afectado por la muerte de un hermano y acaba de ser expulsado de su colegio. En esta novela de J.D Salinger publicada en 1951 se nos describe en primera persona unos cuantos días de la vida de este chico, desde el día que abandona el colegio hasta que decide volver a su casa con su familia, en los que vive unas experiencias extrañas.

Es un libro lúcido, auténtico, crítico, escéptico, gracioso, pero tiene una fama inmerecida, porque analizándolo bien se queda en poca cosa. Es lo que pasa cuando un relato deja de serlo para convertirse en un mito.

7 comentarios:

JODIDOS (la minina y el sietemesino) dijo...

Hola. He estado dándome una vuelta por tu blog y me gusta bastante. Te dejo la dirección del mío por si te apetece hacer una visita:

http://hayquejodersepuntocom.blogspot.com/

Un saludo.

Sap. dijo...

Bueno, Miguel, ya sabes que este era el libro que portaba Marcos David Chapman cuando se cargó a Juan Lennon... Sin duda es un libro sobrevalorado, pero en pocos encontré tanta desolación y un personaje tan nítido, el humano al que nada le gusta ni nada le interesa.

Miguel dijo...

Sí, es conocida la relación de este libro con varios asesinatos famosos, siendo el más célebre el que mencionas. Y está bien la disección de esa mente juvenil sin estímulos ni metas, pero de ahí a que tenga esa aura de libro maldito y sea reconocido como una de las principales novelas del siglo XX va un larguísimo trecho.

Cárabo dijo...

Yo lo veo como un libro para ser leido en plena adolescencia; a medida que creces va perdiendo la verdadera esencia de su contenido.
Eso sí, yo lo sigo viendo un libro indispensable de la literatura del siglo XX. :-)

Carabo dijo...

Por cierto, no sé si has visto "Seis grados de separación". Hablan de este libro y recuerdo cuando la vi que me dió la sensación de que el personaje de Will Smith era un "alter ego" de Holden Caulfield. Te la recomiendo si no la has visto. Un Fred Schepisi muy del estilo de Woody Allen. :-)

Miguel dijo...

Pues no he visto esa película, de hecho ni me sonaba de nada. Tomo nota, gracias.

Carabo dijo...

Pues la has de ver, que está muy bien. Y más aún si acabas de leer este libro ya que hay una interesante escena en la que debaten sobre lo que significa "el guardián entre el centeno". :-)