viernes, 4 de diciembre de 2009

Fortunata y Jacinta




Tras reseñar “La Regenta” mis referencias literarias me recomendaron encarecidamente que abordara “Fortunata y Jacinta”, libro escrito por Benito Pérez Galdós en 1887, y no podía menos que obedecer, encontrándome con una obra de similar calado a la anteriormente citada. La acabo de terminar y debo reconocer que estoy sobrepasado. Podríamos señalar sin dudarlo que es el máximo exponente de la novela realista del siglo XIX en España.

Juanito Santa Cruz es el heredero de una familia rica, hijo mimado y caprichoso que en su juventud se relaciona con una pobre mujer, Fortunata, a quien promete casarse con ella para conseguir sus favores. Los favores los consigue, pero una vez saciada su sed no tiene escrúpulos en incumplir su promesa. Posteriormente se casa con su prima Jacinta, fina y fiel doncella que, sin embargo, no puede darle hijos, algo que obsesiona a la mujer hasta el punto de llegar a acoger a un niño que cree fruto de las andanzas prematrimoniales de su marido. Por su parte, Fortunata se había echado a perder tras sufrir los engaños de Santa Cruz, pero al cabo del tiempo se enamora de ella un joven tímido y poco agraciado, Maximiliano Rubín, quien le ofrece un matrimonio al que ella accede a pesar de que en el fondo sigue amando al Delfín. Y éste reaparece y vuelve a encapricharse con Fortunata, consiguiendo que el honor de Rubín sea ultrajado.

Vaya folletín, ¿verdad? Pues la historia se sigue intrincando más y más. Adorna además el hilo principal un conjunto de personajes secundarios de toda condición bien descritos y que influyen en los principales. La novela tiene una gran profundidad y su lectura constituye un placer difícilmente igualable. Es riquísima en su construcción social, política, costumbrista, ideológica, mostrando la vida en la ciudad tal cual debía ser en todos sus ambientes y momentos.

La concepción de la familia, la honra, el papel de la mujer, el adulterio, la venganza, la preparación cultural, la maternidad, las obsesiones, la demencia, la fe cristiana o las diferencias sociales son temas que aborda el escritor canario.

Obra maestra.

2 comentarios:

Sap. dijo...

Vaya, me alegro por mi parte "instigadora". Considero que en cuanto respecta a la relación calidad/cantidad, don Benito el Garbancero es el mayor de los escritores españoles de todos los tiempos.
¿Y si pruebas ahora con esa especie de trilogía que comienza con "Tormento"?
:-)

Miguel dijo...

Espero que hayan ido bien las minivacaciones :-)

Siempre agradezco las recomendaciones pero ahora tardaré en volver a leer a Galdós, que me gusta ir picando un poco por aquí y otro por allá.