domingo, 27 de noviembre de 2011

Matar a un ruiseñor


Un abogado de una localidad sureña acepta defender a un negro acusado de violación ante la incomprensión del vecindario.

Hacía muchos años que no veía la película, teniéndola prácticamernte olvidada, y tras haberme leído el libro de Harper Lee he querido aprovechar y volverla a ver. El director es Robert Mulligan ("El próximo año a la misma hora", "La noche de los gigantes"), el guionista Horton Foote, el compositor Elmer Bernstein y el actor Gregory Peck. Entre ellos consiguen a duras penas trasladar a la pantalla el espíritu de la obra.

3 comentarios:

Sap. dijo...

.
...Y uno de los niños que trabajan en la peli es nada menos que Truman Capote.
Saludos.

Miguel dijo...

Harper Lee era amiga de la infancia de Capote, y en el libro el personaje del niño Dill -inseguro, desarraigado e imaginativo- está inspirado en él.

Carabo dijo...

Una obra maestra puntues como la hayas puntuado .-DDD