jueves, 28 de agosto de 2008

Avaricia


En 1924 el cineasta Erich von Stroheim rodó una superproducción con una duración de nueve horas y media. Desgraciadamente, la cinta fue mutilada por los productores sin el visto bueno del director, dejándola en poco más de dos horas, en uno de los más salvajes atentados al séptimo arte. A finales del siglo XX se efectuó una restauración respetando la intención original de Stroheim intercalando fotografías del rodaje, de forma que la historia queda mucho mejor perfilada, y dejando el metraje en cuatro horas.

Arduo y problemático trabajo, sin duda, solventado de forma excelente en el montaje, y con una estupenda banda sonora. Ciertamente el hecho de mezclar imagenes en movimiento con fotografías va en contra de la agilidad de la narración, pero la apasionante historia minimiza este incoveniente.

Los protagonistas de la película son Gibson Gowland y Zasu Pitts. Trata sobre la capacidad del dinero de pervertir a los hombres, y de cómo la avaricia se adueña de ellos de forma progresiva hasta robarles toda la voluntad. Una obra maestra mayúscula.

2 comentarios:

Sapristi dijo...

Como curiosidad te apunto que entre los muchos cameos de "El mundo está loco, loco, loco", hay uno protagonizado por una ya tierna ancianita Zasu Pitts haciendo de telefonista.

Sin duda "Avaricia" es demoledora y apabullante. Una obra maestra la mires por donde la mires.

Saludos.
Sap.

Miguel dijo...

Vaya, Sap es una agradable sorpresa leerte por aquí.

Desconocía lo del cameo.