viernes, 30 de octubre de 2009

Under the sun



Vengo de l'Espai d'Art Contemporani de Castelló de contemplar la exposición del reputado y veterano artista neoyorquino Lawrence Weiner que lleva como título el de esta entrada.

Se trata del llamado arte conceptual. Concretando y en cuatro palabras: unas cuantas frases en tres idiomas y unas formas por las paredes. El objetivo es que esto interactúe con el público, que le sugiera algo -ese "algo" no se encuentra definido, sino que se deja a la libre interpretación del visitante-. Se articula de este modo el lenguaje como materia escultórica y comunicativa, no tanto por su significado simbólico como por su representación física. Así esta "Under the sun" pretende evocar tanto elementos taurinos como movimientos ondulatorios.

No voy a ser excesivamente duro. No seré yo quien diga que es una tomadura de pelo o una tontería. Pero a mí me resulta muchísimo más sugerente un huevo frito con patatas, y más interesante la mayoría de graffitis que adornan calles y trenes. No pretendo con esto señalar que el resultado de la exposición es un fiasco, ni que su calidad es baja. Si el artista tienen el currículo que tiene, algún mérito tendrá. Simplemente a mí y en este momento vital en concreto, me resulta totalmente anodino. No me avergüenza confesar que será por culpa mía, supongo, por falta de educación artística o de sensibilidad hacia este tipo de proyectos.

5 comentarios:

Diego dijo...

¿Qué sensibilidad artística ni qué niño muerto? Eso se llama tomadura de pelo, tener padrinos en la vida y agradar a un montón de gilipollas snobs que comen minucias de 500€ y se dan palmaditas en la espalda para congratularse por ello

Miguel dijo...

Me encanta. Siempre que comento: "no voy a decir equis" sale alguien que dice "equis al cuadrado". Así queda finalmente expresado lo que pretendía pero yo quedo como un moderado. Es genial :-P

Carabo dijo...

Oye, que yo fui el año pasado a una exposición de un artista que destroza pianos y pianolas. Y este arte sí que dice algo; no veas tu la rabia que me dio ver a pianos y pianolas de principios del siglo pasado hecha añicos. Eso sí que es pura basura. :-((
La que tú comentas, tiene su gracias, la verdad; lo que no entiendo es qué pinta esa exposición tan minoritaria en Castellón. Lo lógico hubiese sido Madrid o Barcelona, no?. Ciudades plagada de snobs... :-?

Miguel dijo...

Ya que hay un Espai d'Art Contemporani, pues tienen que aprovecharlo. Y gastar dinero del contribuyende de alguna forma improductiva, claro.

Jo, qué desahogado se quedaría el tipo tras romper los pianos. Y qué desahogado te habrías quedado tú de poder romperle la cabeza a patadas :-)

Cárabo dijo...

A ver si esta semana busco tiempo y hago un post al respecto con alguna de las fotos que hice.. Ya lo verás... ¡pa matarle! :-D